La Educación ¿un servicio esencial?

Estos “muchachitos” que están en el gobierno, que se autodenominan “Nacionales & Populares”, y que permanentemente nos instan a tener memoria, y recordar el nefasto 2001 con De La Rúa a la cabeza, quieren hacer lo que ya hizo dicho presidente, y que la justicia, le dijo que no. La intención de los “Nac&Pop”, es limitar el derecho a huelga de los trabajadores de la educación, declarando a ésta como un servicio público esencial, sólo, reitero, con el objeto de evitar los paros, porque si realmente consideraran a la educación un Derecho Humano Esencial y Fundamental, harían un real esfuerzo para que las escuelas estén en condiciones dignas de Enseñar y Aprender, como así también, les pagarían dignamente a los docentes que educan a los niños que dicen proteger. Leé lo que sigue, para tener “memoria”:

FALLO DE JUSTICIA DEL TRABAJO: LA EDUCACIÓN NO ES UN SERVICIO ESENCIAL EN SENTIDO JURÍDICO

Comunicado de la CTERA:

La CONFEDERACION DE TRABAJADORES DE LA EDUCACION DE LA REP. ARG. (C.T.E.R.A), demandó judicialmente al Estado Nacional -Poder Ejecutivo Nacional-, reclamando la inconstitucionalidad del Decreto 843/00 y la nulidad de la resolución nº 480/01 dictada en su consecuencia, emitida por el Ministerio de Trabajo Empleo y Seguridad Social, por medio de la cual se calificaba como servicio esencial a la “educación” al solo efecto de obstaculizar el derecho de huelga, e interpuso una queja ante la Organización Internacional del Trabajo -O.I.T.-

En fecha 30/8/02 el Juzgado Nacional del Trabajo nº 2 a cargo del Dr. Miguel Angel Gorla, dictó sentencia haciendo lugar al reclamo de la CTERA, declarando la inconstitucionalidad del citado decreto y la nulidad de la aludida resolución ministerial. Contra dicha sentencia el Ministerio de Trabajo interpuso recurso de apelación, circunstancia que motivara la intervención de la Excma Cámara de Apelaciones del Trabajo.

El Tribunal Superior del Trabajo a nivel Nacional, a través de la Sala II, dictó sentencia en fecha 7/11/02, CONFIRMANDO EN TODAS SUS PARTES LA SENTENCIA DE PRIMERA INSTANCIA y en consecuencia, ratificando la inconstitucionalidad del Decreto 843 del gobierno de Fernando De La Rúa -por medio del cual se pretendió reglamentar el ejercicio del derecho de huelga en servicios esenciales- y la nulidad de la Resolución 480 dictada por la entonces ministra de Trabajo Patricia Bullrich.-

A la fecha, el Estado Nacional por intermedio de la representación letrada del Ministerio de Trabajo a cargo de Graciela Camaño pretende intentar un nuevo recurso, esta vez ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación, a pesar de que, siendo Diputada Nacional presentó un proyecto de Ley propiciando la derogación del decreto 843/00.-

Asimismo, recientemente el Comité de Libertad Sindical de la O.I.T, en su reunión del mes de noviembre del corriente año emitió sus conclusiones en la relación a la queja interpuesta por la CTERA, manifestando al respecto que “El Comité recuerda que “el derecho de huelga puede limitarse o prohibirse: 1) en la función pública sólo en el caso de funcionarios que ejercen funciones de autoridad en nombre del Estado, o 2) en los servicios esenciales en el sentido estricto del término (es decir aquellos servicios cuya interrupción podría poner en peligro la vida, la seguridad o la salud de las personas en toda o en parte de la población…); así como que “no constituyen servicios esenciales en el sentido estricto del término….el sector de la educación”

Buenos Aires, 17 de Diciembre de 2002.-

Marta Maffei – Secretaria General – CTERA
Hugo Yasky – Secretario Adjunto – CTERA
Alejandro Demichelis – Secretario de Prensa – CTERA

Luego, la Corte Suprema de Justicia de la Nación, se expidió con fecha 21/9/2004, desestimando el recurso interpuesto por la Nación, no porque se hayan analizado los fundamentos jurídicos, sino que fue rechazado por no cumplir con aspectos formales.

En tal sentido, la Corte Suprema de Justicia de la Nación confirmó el fallo de la Sala II de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo que declaró inconstitucional el decreto 843/00, dictado por el gobierno de De la Rúa, y nulas las resoluciones 480/01 y 632/01, del Ministerio de Trabajo de la Nación dictadas en consecuencia. 

La importancia del fallo radica en que el Ministerio de Trabajo no podrá ahora echar mano a dispositivos de este tipo para limitar o impedir el ejercicio del derecho de huelga de los trabajadores de la Educación.

Fernando Carlos Ibañez – Docente / Abogado – www.fernandocarlos.com.ar

Si a continuación aparece algún anuncio publicitario, el mismo no es colocado por fc.

Both comments and trackbacks are currently closed.
A %d blogueros les gusta esto: