La falta de fondos podría afectar a las obras de escuelas

El gobierno de Daniel Scioli anunció ayer que dejará pendientes de realización todas las obras públicas “que no tengan financiamiento asegurado”, en el primero de una serie de ajustes presupuestarios que las autoridades bonaerenses analizan a partir del límite que dispuso la Casa Rosada a los giros de fondos a la provincia.

“La provincia va a tener que tomar medidas frente a una situación que es adversa, porque los fondos no están disponibles. Entonces, se llevará adelante únicamente la obra pública que tenga financiamiento asegurado. No vamos a encarar obras que no podamos pagar. No hay financiamiento internacional ni nacional”, adelantó el ministro de Infraestructura, Alejandro Arlía.

Según estimaron voceros gubernamentales, se aplicará una reducción de alrededor de dos tercios de la inversión destinada a obras públicas prevista en el presupuesto provincial.

El gobierno de Scioli no brindó información precisa sobre los emprendimientos que quedarán relegados ni cuánto dinero implicaría la decisión. Sin embargo, trascendió que podrían quedar suspendidas la construcción de accesos a pueblos, reparaciones de escuelas o ampliación de agua y cloacas, sobre todo en el interior provincial, que no hayan sido anunciadas. En tanto, se ralentizarían proyectos ya iniciados, mientras que se reprogramarían pagos atrasados.

El presupuesto de las obras públicas previstas para las escuelas de la provincia podría verse recortado, aunque no se especificó cuál será el alcance.

Fte La Nación

Fernando Carlos Ibañez – www.fernandocarlos.com.ar – Portal de Educación

 

Both comments and trackbacks are currently closed.
A %d blogueros les gusta esto: