Rumores y certezas sobre la vuelta de El Patacon

Las versiones que dicen que “el mes que viene pagan los sueldos desdoblados” y que “antes de fin de año vuelven los patacones”, figuran en cualquier conversación sobre la provincia de Buenos Aires. 

Constituyen un temor instalado entre los estatales y una preocupación en ámbitos empresarios. Y una de las fuentes del rumor explica su difusión y su intensidad: son varios los ministros bonaerenses que les vienen diciendo a intendentes y legisladores que esos mecanismos figuran en las previsiones de la Administración y que “así como están las cosas, tendrán que ser utilizados”.

Cualquier consulta periodística formal sobre el tema, en tanto, se encontrará con rotundas desmentidas.

Quienes conocen a fondo la problemática financiera de la Provincia y la naturaleza de esos mecanismos señalan, por su lado, algunos datos clave que descartan cuestiones que los rumores dan por ciertas y mantienen dudas sobre otros aspectos.

GARANTIAS PARA ESTE MES

Fuentes calificadas aseguran que los salarios de este mes se pagarán “en tiempo y forma”. Pero reconocen que todavía no están asegurados los recursos para liquidar a comienzos de julio los sueldos de junio y el medio aguinaldo según el cronograma tradicional. “Por ahora, esos fondos no están”, admiten, aunque subrayan que hay alternativas abiertas para conseguirlos, desde una asistencia financiera de la Nación que se está gestionando, hasta una toma fuerte de deuda en el mercado y un refuerzo de la emisión de Letras de Tesorería.

Improbable aparece, en tanto, la emisión de una cuasi-moneda de la Provincia, al estilo del patacón creado en el 2001, aunque no por falta de necesidad de ese recurso sino por imposibilidades legales y técnicas.

Para emitir patacones habría que dictar una ley nacional que elimine de la Ley de Responsabilidad Fiscal -que implica un convenio suscripto en 2005 por la Nación y todas las provincias- la expresa prohibición de emisión de cuasi-monedas provinciales que contiene. Y luego habría que dictar una ley bonaerense disponiendo la creación de los patacones. Para los observadores, la conflictiva relación entre el gobernador Scioli y el kirchnerismo, y la postura que asumiría la oposición ante medidas de semejante envergadura, no permitirían llevar adelante la sanción de esas normas.

OTRAS TRABAS

Pero no sería sólo político el problema. Aún cuando la Provincia lograra desvincularse del convenio de Responsabilidad Fiscal, el costo de salir de ese sistema -que genera ventajas como, por caso, el refinanciamiento de deudas con la Nación-, podría ser más alto que el beneficio de emitir una cuasi-moneda.

Y en el plano económico no estarían dadas ahora las condiciones que en su momento facilitaron que la cuasi-moneda bonaerense fuera utilizada como medio de pago respetándose una “paridad” de “un patacón: un peso”. La profunda iliquidez que afectaba a toda la economía argentina en el 2001 y la decisión del gobierno nacional de aceptar al patacón “1 a 1” para el pago de impuestos nacionales fueron factores determinantes para que se diera en el mercado aquella paridad. Ahora hay liquidez y los analistas no imaginan a la Afip tomando patacones a su valor nominal.

Los especialistas que señalan estos factores concluyen con una advertencia. “Emitir una cuasi-moneda para pagarles los sueldos a los empleados públicos y las facturas a los proveedores, y que éstos se encuentren con que, al hacer compras con esos papeles se los reciben por menos de su valor nominal, sería una catástrofe”, sostienen.

Fuente: El Dia.

Both comments and trackbacks are currently closed.
A %d blogueros les gusta esto: